Durante más de un año he leído con frecuencia diferentes post de varios autores sobre cómo implementar una estrategia en redes sociales. Diferentes visiones de cuál es la mejor fórmula para que la estrategia en redes sociales tenga un éxito asegurado.

Pero el hecho es que no se puede garantizar nunca el éxito. Podemos poner sobre la mesa diferentes fórmulas para implementar una estrategia en redes sociales, pero sólo el comportamiento de los usuarios son los que elevarán nuestra campaña, concurso, promoción o publicaciones al éxito o a la indiferencia total.

Fuente: Startup Stock Photos
Fuente: Startup Stock Photos

No obstante, sí podemos indicar unos elementos básicos. Puntos esenciales que debería contener toda estrategia en redes sociales.

En este caso, he ordenado estos puntos básicos de forma en la que personalmente mejor resultados me han dado en cada una de las estrategias en redes sociales que he desarrollado. Sin embargo no deben ser un mantra que seguir al punto. Lo mejor será que pruebes. Que modifiques. Que descubras mediante el trabajo, la prueba y el error cuál es el método que mejor se adapta a tu forma de trabajar y al objetivo de cada uno de tus clientes.

CÓMO IMPLEMENTAR UNA ESTRATEGIA EN REDES SOCIALES
  • OBJETIVO. Es lo primordial. Establecer un objetivo es pieza básica para cualquier estrategia en redes sociales. ¿Qué queremos?  ¿Obtener más visitas en nuestra web o tienda on-line? ¿Que nuestro mensaje se viralice? Cada objetivo requerirá una estrategia diferente, no sólo en cuanto creatividades, sino también en cuanto a inversión en Ads, mensajes y público objetivo. Si la elección del objetivo es errónea, el trabajo no obtendrá los frutos deseados y los movimientos dentro de redes sociales serán incoherentes y sin sentido. Al final el objetivo será una medida, un porcentaje, una cifra medible que nos indicará el resultado de toda la estrategia. Habrá empresas o clientes que establezcan como objetivo ganar seguidores. Pero la experiencia nos dice que no es un objetivo primario. Será un objetivo accesorio que llegará por si solo si la estrategia es buena. Tener muchos seguidores no te asegura vender más, sólo asegura alimentar el ego.
  • ACCIONES. Mucha gente, incluidos community managers y social media managers, tienden a confundir los objetivos con las acciones a realizar. Las acciones son aquellas actividades que nos van a ayudar a lograr el objetivo. Pueden ser varias: campañas, concursos, promociones, etc. Y a veces alguna acción puede encontrarse dentro de otra. Por ejemplo, podemos establecer una campaña para dar a conocer un nuevo producto, y dentro de esa campaña incluir un concurso. Pero no lo confundamos con el objetivo. El objetivo no sería realizar un concurso, sino dar a conocer un producto apoyándonos en un concurso.
  • PÚBLICO. Un producto como un coche de lujo no tiene el mismo público que el de un coche familiar. Debes determinar el público objetivo. El sexo, la edad, la situación geográfica, los gustos e intereses, nivel socio-económico y cultural… Cuanto más y mejor segmentes, más efectiva será la estrategia.
  • MENSAJE. Ahora que sabemos dónde queremos llegar, qué tipo de acciones vamos a desarrollar y a quién se las vamos a dirigir, busquemos el tipo de mensaje que deseamos transmitir. Y no me refiero a la frase textual, sino al concepto general del mensaje que la marca desea comunicar. ¿Quieres transmitir emociones? ¿Qué tipo de emociones? ¿Alegría? ¿Nostalgia? ¿Rebeldía? ¿El mensaje va acompañado de un slogan o un claim para reforzar? Al final se trata de encontrar el mensaje especial que enroque directamente con tu público objetivo. Conseguir empatizar con el usuario para que se sienta parte de tu comunidad. Y lo más importante: no vendas. Intenta huir de la publicidad al uso. Sea cual sea el tipo de mensaje que elijas, intenta no vender. El usuario huye de la publicidad. Ofrece soluciones, experiencias, emociones. Conectarás más y mejor.
  • MEDIOS. A veces este punto se obvia. Se da por hecho que si estás dentro del entorno social media, utilizarás todas aquellas redes sociales  que tienes a tu alcance. ¿Todas? Todas no, como se diría en cuentos de Asterix y Obelix. Elige primero las redes sociales más adecuadas. Aquellas en las que se encuentre tu público objetivo. Si tu producto está destinado a jóvenes entre 18 y 25 años, céntrate en Instagram y Snapchat, aunque sin dejar de lado Facebook o Twitter. Si tu producto está destinado a personas de entre 50 y 65 años, no utilizarán Snapchat, pero sí Facebook, o Youtube. Elige las redes sociales con paciencia para cada objetivo.
  • HERRAMIENTAS. ¿Ya tienes seleccionadas las redes sociales? Ahora toca elegir las herramientas que pueden ayudarte a gestionarlas. Herramientas como HootSuite, Metricool, Buffer, Bitly, Canvas, TweetDeck, TweetBinder o Google Analytics. Aquellas que no sólo te ayuden a monitorizar las publicaciones en redes sociales, sino las que puedan proporcionarte métricas. Recuerda que el objetivo es una cifra, y toda herramienta que te ofrezca mediciones será bienvenida. Utiliza con las que más cómodo te encuentres. Mejor usar dos muy bien, que seis mal.
  • PRESUPUESTO PAYMEDIA. Este punto podría situarse perfectamente en segundo lugar. No en vano hay que saber con cuánto presupuesto se cuenta para invertir en las acciones, ya sea en Ads o en displaymedia. Pero también hay campañas que han sido un éxito rotundo con sólo 5 euros de gasto. Han invertido más tiempo en pensar y desarrollar una creatividad 100×100 efectiva y que empatiza con el usuario. Aún así, siempre es óptimo conocer cantidades a poder invertir. Si ya tienes experiencia en Ads, podrás distribuir el presupuesto dependiendo del alcance que desees obtener y que estimas será suficiente para lograr el objetivo planteado. No obstante, no creo efectivo ceñirse estrictamente a ello (salvo el tope de gasto, claro). Serán los usuarios, y sólo ellos, los que determinen si debes invertir más en una red o en otra. Mi consejo es que seas muy creativo. Imaginativo. Ahorrarás en costes y podrás llegar a más gente.
  • CREATIVIDADES. Una vez tienes todos los puntos negro sobre blanco, es hora de ponerse a divertirse. Toca utilizar la imaginación. Ser un poco loco no está nada mal. ¿Quieres contar una historia? ¿Inventarte un personaje que centre el mensaje? ¿vas a editar imágenes impactantes o a realizar un vídeo de calidad? Dentro de este apartado no cuenta sólo las imágenes, sino también los textos. El copywrinting es esencial. Un buen slogan y un claim que refuerce el mensaje es básico. Ayuda al usuario lo que quieres transmitir. No descuides este punto porque es esencial. Puedes haber creado una estrategia en redes sociales realmente buena, y luego todo no tiene éxito debido a que las creatividades no son buenas. Al fin y al cabo es lo que verá la gente. Lo que percibirán los usuarios y compartirán y hablarán de ello.
  • CONTENIDO. Toda creatividad debe ir acompañada en su conjunto de un contenido que aporte valor al mensaje. Lo mejor es que el contenido sea propio. Que tengas capacidad para crearlo, porque nadie mejor que tu podrá conocer lo que quieres transmitir. Pero recuerda. ¡No vendas! Emociona, ayuda, comparte.
  • CALENDARIO. Y por último el orden. Es básico. Y más cuando se trata de implementar una estrategia en redes sociales. Toca plasmar en un calendario todos los puntos. No basta con publicar una semana en redes sociales el inicio de una campaña o un concurso, y olvidarse de ello. Hay que realizar un seguimiento y saber cada día qué hay que publicar, dónde, cómo y hasta cuándo. Establece un calendario donde insertes las acciones a realizar (cuándo se publican, el tiempo de publicación y en qué medio). Y ser flexible a posibles modificaciones del calendario. Los usuarios mandan y serán los que nos digan si debemos adelantar, atrasar o mantener la acción elegida para cada momento.

Ahora sólo toca disfrutar. Porque también se trata de eso. De que el proceso de establecer e implementar una estrategia en redes sociales sea una tarea que te apasione y te divierta. De ese modo el trabajo logrará transmitir todas esas sensaciones a los usuarios y lograrás más fácilmente el éxito de tu estrategia.

 

Cómo implementar una estrategia en redes sociales
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *