La creación de una landing page tiene como principal objetivo conseguir algún tipo de información relevante del usuario que nos visita. Ésta puede ser su email (lo más común),  su número de teléfono, una suscripción, un “me gusta”, etc.  Es decir: convertir visitantes en lo que denominamos leads. Sin embargo se cometen múltiples errores en landing page que hace que no sea efectiva y el objetivo no se alcance.

Particularmente divido los errores en landing page en dos grupos: errores de concepto y errores de construcción.

Veamos cada uno de ellos.

ERRORES DE CONCEPTO EN LANDING PAGE

Los errores de concepto son aquellos que tienen que ver con confundir el uso de una landing page.

Estos errores llevan como consecuencia perder tráfico hacia la web y confundir al usuario, haciendo que la imagen de marca se vea deteriorada.

  • Confundir una landing page como una página-anuncio. Es el error más común. Crear una landing page con el objetivo de mostrar un nuevo producto o servicio. Se crea la página con alguna imagen llamativa. Quizá algún enlace a la web principal. Pero no hay botón de captación de leads. Monitorizamos la URL nueva y enviamos a nuestros usuarios desde redes sociales a esta nueva página. Sólo ven un producto o servicio. ¿Tasa de rebote? 100%. ¿A cuánta gente le ha gustado el producto? Imposible saberlo. ¿Qué feedback tenemos? Ninguno. En definitiva, se ha empleado un valioso tiempo en construir un nuevo espacio web sobre el cual no podemos obtener datos que nos faciliten el posterior trabajo.
  • Landing page como página de inicio de la web. Esto lo he oído a muchos clientes. Confundir la página de inicio de su nueva web con una landing page. ¡Pero si no se muestra ningún menú y está muy chula! contestan. Sí, pero no es una landing porque no obtienes leads. Llámalo “pagina chula de inicio” si quieres, pero no lo llames landing page. Aunque sea una página “lanzadera” no hay que olvidar que el objetivo es obtener leads.
ERRORES DE CONSTRUCCIÓN EN LANDING PAGE

Los errores de construcción son aquellos que tienen que ver con el diseño funcional (no creativo) y que dificultan la obtención leads.

  • No existe llamada a la acción. Debe existir un reclamo especial, llamativo que haga interaccionar al usuario que llega. Ya no sólo con una frase imperativa a modo de “Descarga AHORA”, “Entra y descubre”, si no también con la creación de botones que faciliten la navegación. Y si éstos son de colores verdes, mejor, ya que se ha demostrado que este color genera mayor interacción por parte de los usuarios.
  • Pides antes de ofrecer. Como vamos a pedir que nos dejen su email, o su número de teléfono, o nos sigan y compartan en redes sociales, vamos a darles algo gratis antes. Ofrece antes de pedir. Regala una muestra de tu producto, un curso de formación, algo que realmente le genere valor y usabilidad. Se ven muchas landing page ofreciendo e-books gratuitos. ¿Realmente alguien quiere uno cuando los puedes encontrar gratis por la internet? ¡Ofrece algo mejor! Y luego pide de forma amable o jugando su email o que te sigan.
  • No ofreces beneficios. Indica los beneficios. ¿Qué gano yo dejando mis datos aquí? No vale con ofrecerles algo en ese momento, si no que también qué gana el usuario a futuro. ¿Exclusividad? La exclusividad está tan vista que creo que ya somos todos demasiado exclusivos en la red. Mejor algo diferente que realmente merezca la pena. Descuentos especiales o promociones únicas son mejor aceptadas.
  • No queda claro que ofreces. El copywriting es parte fundamental de una landing page. En cuestión de segundos el visitante al sitio web va a decidir si quedarse o irse. Debes dejar claro en una frase corta qué ofreces. Luego podrás explicar en otro párrafo las virtudes del producto o servicio nuevo. Pero primero haz que se quede y se interese. Lo que recomiendo es que evites fórmulas del tipo “Nuevo producto” o “El servicio que necesitas”. No explica nada. ¿Y si pruebas con algo del tipo “¿Sabes que con esta app SIEMPRE encuentras trabajo?”
  • El usuario se pierde entre excesivos datos. El contrapunto al anterior párrafo es llenar de datos la landing page. El visitante no quiere leer tanto. Deja los detalles a un lado. Se trata de captar la atención en cuestión de segundos. ¿Qué es imprescindible mostrar más? Prueba con un pequeño vídeo que cargue directamente en la landing page.
  • No se realizan pruebas A/B. Esto es básico y fundamental. Las pruebas A/B son la creación de dos landingpage, prácticamente similares, pero con cambios en las llamadas de atención, colores de los botones o distribución del contenido. Los propios programas de landing page muestran de forma aleatoria la creación A o la creación B, de forma que pasados unos días (3 o 4) te arrojan datos sobre cuál funciona mejor en base a la conversión. Es lo más importante, ya que si determinas que la mejor página es aquella en la que el usuario está más tiempo, puede que caigas en un error. Quizá pasan más tiempo porque no saben qué tienen que hacer. Fíjate más en la conversión (la cantidad de leads que obtienes). Y luego vuelve a modificar la página que sea mejor. Sigue realizando pruebas A/B para ir mejorando cada semana.
  • Formularios no optimizados. Si para la obtención de leads deben rellenar un formulario más complejo, optimízalo. Me he encontrado con clientes que generan formularios excesivamente complicados y que incluyen la carga de documentos por parte del usuario. Esto es un error. Hay que dar facilidades. Imagínate a ti mismo navegando y rellenando el formulario. O mejor aún, llama a un amigo o amiga que sea de la edad del target y pídele que lo rellene. Si te dice que es aburrido o complicado, te estará dando grandes pistas. Haz las cosas más sencillas. Deben tener la sensación de hacer todo sin esfuerzo y porque quieren, no porque se lo pides.
  • No monitorizas. Si todos los puntos anteriores los has corregido, llega la hora de obtener datos. Crear una landing page sin monitorizar la misma es lo mismo que no hacerla. Podrás obtener leads, pero ¿de cuántas visitas? ¿dónde hacen más veces clic los usuarios? ¿en qué parte de la landing page pasan más tiempo? ¿cuál la última barrera en la que los usuarios dejan la landing page? Monitorizada cada elemento y podrás obtener un embudo de conversión. Así sabrás que partes funcionan más y mejor, cuáles debes mejorar o eliminar. Los datos te ayudarán a conseguir más leads.
  • Falta de creatividad. Y por último, la falta de creatividad. Aunque no es sí mismo un error de construcción ya que tiene que ver con la parte más gráfica y visual, creo que también se debe incluir aquí. Imágenes cuidadas, dirigidas al público efectivo, vídeos de calidad, tipografía o colores son también parte fundamental. Todo nos entra por los ojos. Y puede que hasta cerremos una landing page sólo porque nos resulta fea o excesivamente agresiva visualmente. Merece la pena emplear tiempo y esfuerzo en crear algo realmente bonito.

A partir de ahora, cuando empieces a crear una landing page para tu empresa o cliente, intenta evitar estos errores y tu porcentaje de conversión aumentará.

Los 11 errores en Landing Page más comunes
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *