A la hora de sentarse frente al ordenador y comenzar a realizar una propuesta Social Media para entregar a un futuro cliente siempre nos surgirán dudas. ¿Qué pongo? ¿La hago muy extensa o corta? ¿Dónde encajo la parte económica?

Si hemos conseguido llamar la atención sobre un cliente para gestionar su entorno online, un error en la propuesta Social Media puede ser fatal. El trabajo en nuestra web o blog para captar clientes potenciales, el tiempo invertido en las propias redes sociales, e incluso las recomendaciones que hicieron llegar a nosotros pueden no valer nada con una propuesta Social Media poco atrayente.

Si hemos conseguido llamar la atención sobre un cliente para gestionar su entorno online, un error en la propuesta Social Media puede ser fatal.

En esta entrada te ofrezco 10 consejos para que puedas realizar una propuesta Social Media eficaz y sencilla. Tendrás un guión que agilizará tu trabajo, pero no lo hará menos convincente. Tu propuesta ganará valor y, lo más importante, tus clientes la comprenderán de inmediato.

GUÍA PARA CREAR LA MEJOR PROPUESTA SOCIAL MEDIA.

  • Refleja tu imagen en la propuesta. 

    La primera impresión cuenta mucho. Haz que la imagen que proyectas sobre ti mismo se vea plasmada en la propuesta. Si eres atrevido, dinámico y creativo intenta que el cliente lo perciba. Huye de propuestas tipo bajadas de internet y crea una propia con la que te encuentres cómodo.

  • Menos es más. 

    ¿Cuántas propuestas crees que recibe tu cliente a lo largo de la semana? Seguro que la tuya no es la única. Ten eso en cuenta a la hora de planificar la estructura. El cliente lo agradecerá porque no le haces perder el tiempo y leerá todo. Una propuesta de 10 páginas sería perfecta. Si condensas todo lo interesante en esas páginas, el cliente mostrará interés y podrás entrevistarte con él para hablar largo y tendido.

  • Menos palabras, más sencillez. 

    Frases eternas y páginas llenas de texto saturan al lector. Si has conseguido concentrar la propuesta Social Media en 10 páginas, no tiene sentido que luego las llenes de texto. Mejor frases sencillas y directas. Si aconsejas luego sobre copywriting al cliente, presume de ello desde la primera propuesta. El cliente sabe lo que quiere y tu lo que necesita. Por lo tanto no es necesario indicar punto a punto cómo desarrollarías el trabajo diario y las herramientas que utilizarías. Pocas palabras hacen falta.

  • Cuida la tipografía. 

    Si tienes una fuente tipográfica preferida o que defina tu web o blog, “hazla tuya” para todas las propuestas (también es útil y válido utilizar la tipografía que el cliente use en su web, pero no mezcles tu tipografía con la del cliente. Sólo un tipo). Estarás generando y reforzando branding propio (imagen de marca). Los clientes lo identificarán como tuyo y ganarás reputación. Además, para el cliente que recibe la propuesta es mucho más cómodo y ágil un lectura con la misma tipografía. Se hace más legible y comprensible.

  • Imágenes asociadas. 

    Si decides incluir imágenes dentro de la propuesta para reforzar alguna cualidad de tus servicios o de tu creatividad, intenta que tenga un nexo común. Es la tipografía visual. Con buena definición. Escapa de imágenes pixeladas. Pueden dar más valor a la propuesta porque darán una idea de tu nivel gráfico y creativo en redes sociales.

  • Haz un guiño al cliente.

    Incluir en la propuesta su logo da un signo de distinción. Muestra interés hacia el cliente. Además notará la propuesta más cercana y estudiada. Aunque tengas un modelo tipo que puedas repetir, ese tipo de detalle siempre gusta y se agradece.

  • Unifica el color de las páginas. 

    Por regla general todas las propuestas suelen ser con fondo blanco. Pero, ¿quién dijo que no se podían realizar con otros colores? A mi me gusta hacer propuestas tanto en blanco como en negro. Eso sí, nada de combinar varios colores en la misma propuesta. Atrévete con un modelo diferente, pero sé coherente con el conjunto.

  • Fuera el Excel en lo económico.

    Para uso interno de las cuentas, publicaciones, métricas y presupuestos una hoja excel es idónea. Pero no la insertes  en una propuesta Social Media. No es nada atractivo. Indica bien claro los precios, sin miedo a que se vean. Asocia esos precios a los servicios que ofreces e intenta mostrar todo el conjunto de forma atractiva y visual. Pero no indiques temas que se discutirían más adelante como las modalidades de pago, frecuencia, etc. La forma de indicar el precio de tu gestión también forma parte de tu imagen.

  • El precio no tiene porque ir al final. 

    Quizá te suene extraño, pero el presupuesto económico no tiene porque situarse al final de la propuesta. ¿Quién ha dictado esa regla? A veces comenzar la presentación con el precio de tus servicios es la mejor forma de llamar la atención. Seguidamente podrás mostrar la razón de esos precios con una visual de tu valía y gestión. Es bueno arriesgar si crees el cliente lo puede aceptar.

  • Termina invitando a seguir hablando. 

    No cierres la propuesta sin más. Hay muchas que cierran con un portfolio de trabajos anteriores o con el presupuesto. La sensación que puede recibir el cliente es de portazo. Mejor si cierras la presentación invitando al cliente a seguir en contacto, a que te indique sus dudas sobre la propuesta. Muchas veces puedes pasar de un “no me convence del todo” a un “si; es lo que estaba buscando”. Finaliza con frases del tipo “¿seguimos hablando?”, “¿deseas conocer más?”. Genera interés incluso al final.

 

REDES SOCIALES GUÍA PROPUESTA SOCIAL MEDIA

Mejora día a día y conseguirás más clientes a la vez que potenciarás tu imagen de marca con cada una de las propuestas Social Media que presentes.

 

Cómo crear una propuesta Social Media eficaz.
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *